Gestión hipotecaria

El servicio de gestión de hipotecas busca intermediar entre el usuario final y los bancos de tal manera que nuestros clientes consigan su crédito en las mejores condiciones posibles de tasas y plazos.


¿Qué te ofrece el servicio de gestión hipotecaria?

Solicita más información



  • Un equipo humano de especialistas en el área.
  • Asesoramiento y mejora de las condiciones.
  • Gestión de las comunicaciones con la entidad bancaria.
  • Variedad de prestaciones para administrar tus créditos, adaptadas a tus necesidades.
  • Control durante todas las fases de la gestión hipotecaria.

  • Una vez la firma ha concluido, se organiza el servicio de inscripción en los registros de la propiedad. Es decir, se hace un seguimiento para comprobar que todos los documentos públicos firmados ante notario están correctamente inscritos en los registros.
    Se liquidan los impuestos que deriven de las operaciones otorgadas.
    Por último se entrega el expediente final en el que se detalla el cierre de la operación.



    gestion hipotecaria inmobiliaria ares

    Pre-firma

    Para empezar, el cliente se pone en contacto con nosotros y nos expone su caso concreto. No todos los casos son similares, así que el analista deberá validar la operación.
    Es en esta etapa cuando nos encargamos de realizar todas las gestiones necesarias para formalizar la hipoteca antes de la firma.
    Se llevará a cabo:

  • La gestión de documentos y digitalización de los mismos.
  • La gestión de tasaciones garantizando la máxima independencia.
  • Informes jurídicos para analizar la situación de los inmuebles.
  • Validación legal y formal de la operación hipotecaria.

  • Firma

    Una vez todos los trámites previos están validados, se organiza la firma. Se le da una fecha concreta y se coordinan a todos los intervinientes en la operación: notaría, clientes, apoderados y oficinas bancarias.
    Antes de la firma, nos ponemos en contacto para confirmar los detalles que figurarán en la escritura. Se formalizarán aquellos documentos y contratos necesarios para que todo esté organizado y coordinado.
    El día de la firma contarás con la presencia de profesionales cualificados que te acompañarán en la notaría para prestar asistencia y asesoramiento.


    Post-firma

    Una vez la firma ha concluido, se organiza el servicio de inscripción en los registros de la propiedad. Es decir, se hace un seguimiento para comprobar que todos los documentos públicos firmados ante notario están correctamente inscritos en los registros.
    Se liquidan los impuestos que deriven de las operaciones otorgadas.
    Por último se entrega el expediente final en el que se detalla el cierre de la operación.